Retos de los robots de cara al futuro

Robótica1

Prototipo de robots.

Según un estudio presentado por un panel internacional de expertos y publicado en la revista Science Robotics, existen varios (y grandes) desafíos en la aplicación de la robótica en la sociedad. Aparte de todas las áreas de aplicación de la robótica, que son muchas, en la investigación se hace especial hincapié en la robótica social y la robótica asociada a la medicina como áreas de desarrollo específicas con objeto de resaltar los impactos sustanciales, tanto en la salud como en la sociedad, que traerá la superación de estos grandes retos o desafíos. Finalmente, uno de los retos está relacionado con la innovación responsable y cómo la ética y la seguridad deben considerarse cuidadosamente a medida que desarrollamos la tecnología.

El estudio recoge grandes obstáculos aún no resueltos en robótica. Estos -apremiantes- desafíos fueron recopilados durante una encuesta abierta online y restringida por un panel de expertos, dirigido por Guang-Zhong Yang, director del Centro Hamlyn para Cirugía Robótica en el Imperial College de Londres (Reino Unido).

Cuatro de los desafíos están relacionados con el desarrollo de tecnología que remodelará el futuro de la robótica, yendo más allá de los engranajes y los motores. Estos incluyen la creación de nuevos materiales y métodos de fabricación; utilizando interfaces cerebro-computadora para aumentar las capacidades humanas; desarrollo de baterías de bajo coste pero de larga duración y esquemas de recolección de energía; y usar la naturaleza como inspiración, ya sea traduciendo principios biológicos en diseño de ingeniería o integrando componentes vivos en estructuras robóticas.

Veamos algunos los desafíos a los que se enfrentan los robots.

  • Nuevos materiales

El primer desafío de la robótica es conseguir materiales y esquemas de fabricación innovadores para crear una nueva generación de robots multifuncionales, eficientes en el uso de energía, que sean compatibles y tan autónomos como los organismos biológicos.

  • Robots biohíbridos y bioinspirados

El segundo reto es superar no solo la fabricación de robots biohíbridos y bioinspirados, en los que ya estamos trabajando, sino lograr que funcionen como los sistemas naturales; esto es, trasladar los principios fundamentales de los seres vivos a las reglas de diseño en ingeniería o integrar componentes vivos en estructuras sintéticas para crear robots que funcionen como sistemas naturales.

  • Nuevas fuentes de energía

Será crucial desarrollar nuevas fuentes de energía y tecnologías de batería para mover estas máquinas. A través de nuevas tecnologías de batería y esquemas de recolección de energía, resolveremos el problema de una operatividad duradera para los futuros robots móviles.

  • Enjambres de robots

Los enjambres de robots permitirán que las unidades modulares más simples y menos costosas se reconfiguren en un equipo, según la tarea que se deba realizar, al tiempo que serán tan efectivas como un robot monolítico más grande y específico para cada tarea.

Robótica3

Realidad y artificio.

  • Navegación y exploración en ambientes extremos

Los científicos especializados en robótica también tendrán que lograr crear máquinas capaces de navegar y explorar en entornos extremos apenas conocidos, como las profundidades marinas. En esos ambientes hostiles será crucial que los robots tengan la habilidad para adaptarse, recuperarse de los fallos.

  • Inteligencia artificial

Aprender a aprender es uno de los aspectos fundamentales de la inteligencia artificial aplicada a la robótica, así como el reconocimiento avanzado de patrones y el razonamiento basado en modelos, además de tratar de concebir inteligencia con sentido común.

  • Interfaces cerebro-computadora

En el campo de la biomedicina, avanzar en las interfaces cerebro-computadora (BCI) será crucial, pues habrá que controlar sin problemas las neuroprótesis, los dispositivos de estimulación eléctrica funcional y los exoesqueletos.

  • Ética y seguridad

Ética y seguridad para la innovación responsable en robótica. No podemos desdeñar el hecho de que en toda innovación robótica deben estar presentes ambas premisas: ética y seguridad. Según los expertos, deben aplicarse en las políticas y las normas sociales lo antes posible, mientras que las tecnologías aún son primarias.

Robótica2

Simulación robótica.

Resolver problemas antes de que sea tarde

Precisamente los investigadores recomiendan que tratemos estas preocupaciones tan complejas desde el principio, mientras la tecnología todavía está en desarrollo. Asimismo, hay que tener en cuenta que deberíamos estar más preocupados por la ignorancia humana que por la superinteligencia artificial: “Los humanos, no la tecnología, son a la vez solución y lo seguirá siendo en un futuro previsible “, afirman los científicos.

Un gran cambio cultural

Abordar estos grandes desafíos también requiere un gran cambio cultural. Por ejemplo, para enfrentar los desafíos del diseño de robots bioinspirados y biohíbridos, los ingenieros, físicos, matemáticos aplicados y biólogos deben formar colaboraciones interdisciplinarias mutuamente beneficiosas. Para extraer principios, comprender un diseño biológico y utilizar material biológico con eficacia, primero es necesario comprender que la evolución no es ingeniería. Particularmente importante para la robótica es el desarrollo de una sinergia donde los principios biológicos inspiren el diseño de robots o componentes novedosos, y estos robots (o sus partes) sean utilizados por los biólogos como modelos físicos para probar mejor aún las hipótesis de las relaciones biológicas estructura-función.

Desafíos de las próximas décadas

Según el profesor de Inteligencia Artificial en la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) Toby Walsh, en sus ojos, un gran desafío en el futuro cercano de la robótica podría ser construir un robot para descubrir la vida en las lunas del sistema solar o “entrar en la habitación de un adolescente, recoger la ropa del suelo, lavarla, doblarla y ponerla en el armario”.

 

Fuente: http://www.muyinteresante.es

Anuncios

Europa trabaja en taxis voladores con demostraciones en 2019

métrica6 prototipo1

La iniciativa Urban Air Mobility (UAM) apoyada por la Comisión Europea, trabaja en el desarrollo de los vehículos aéreos de transporte de pasajeros como nuevo concepto de movilidad urbana.

Los taxis voladores están en proceso de desarrollo. El transporte urbano está cambiando y, si las aplicaciones y sistemas de vehículos bajo demanda han supuesto una disrupción para el sector del taxi, las soluciones de movilidad aérea en las que ya trabajan empresas y entidades de colaboración público-privadas, pueden suponer un cambio de paradigma en la forma de entender la movilidad en la ciudad.

Inglostadt podría ser la primera ciudad europea sobre la que vuelen estos vehículos eléctricos y autónomos. Ubicada en el estado de Baviera (Alemania), sus autoridades decidieron hace unos meses que quieren ser ciudad piloto de la iniciativa Urban Air Mobility (UAM), un proyecto emprendido por la Asociación Europea para la Innovación en Ciudades y Comunidades Inteligentes (EIP-SCC, por sus siglas en inglés) que cuenta con el apoyo de la Comisión Europea. Esta iniciativa quiere sumar a empresas, ciudades y sociedad civil para avanzar en el desarrollo de lo que llama la “movilidad en la tercera dimensión”. Se proponen compartir ideas, unir ciudades inteligentes y definir una hoja de ruta para desplegar lo que será la próxima movilidad urbana enfocada en la dimensión aérea. La iniciativa está liderada por la multinacional Airbus y cuenta entre sus socios con instituciones como la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés) y la Organización Europea para la Seguridad de la Navegación Aérea (Eurocontrol).

“Un proyecto piloto de taxis aéreos para pasajeros, personas enfermas o para transportar órganos es perfecto para nosotros e incrementa nuestro perfil como ciudad pionera en la movilidad digitalizada y autónoma”. Así expresaba su integración en la iniciativa UAM el alcalde de Inglostadt, Christian Lösel, el pasado mes de junio, durante la firma del acuerdo con Airbus y el resto de autoridades bávaras, por el que se desarrollarán operaciones de prueba del futuro taxi volador. Otras ciudades como Hamburgo y Ginebra ya forman parte de la iniciativa y, el pasado 17 de julio, lo hizo la pequeña ciudad búlgara de Plovdiv. La iniciativa quiere comenzar a lanzar proyectos de demostración para afianzar colaboraciones público-privadas entre empresas, ciudades y regiones, para lograr, en el siguiente paso, la financiación necesaria a través de fondos de inversión con los que hacer posible el despliegue de este nuevo concepto de movilidad. El objetivo es llevar a cabo los pilotos en 2019 en diferentes ciudades y regiones, obtener conclusiones y formular una estrategia de implementación de la UAM, así como su hoja de ruta.

métrica6 prototipo2

Vista del diseño frontal del interior del vehículo Pop Up Next.

Prototipos de vehículos aéreos para mejorar la movilidad urbana

Hasta aquí los objetivos y los acuerdos. Pero, ¿en qué estado de desarrollo tecnológico se encuentra el futuro taxi aéreo? Precisamente Airbus es una de las compañías que desarrolla este tipo de vehículos. Durante el Salón del Automóvil de Ginebra de 2017 dio a conocer su prototipo, desarrollado junto a Italdesign y Audi. Se llama Pop. Up Next y ofrece un concepto de vehículo totalmente eléctrico y autónomo para una movilidad tanto por tierra como por el aire. El vehículo está formado por un sistema modular con una cápsula terrestre de dos plazas en el que sus pasajeros no tienen que conducir y al que se le añaden los módulos necesarios para el transporte vertical. Ingenieros de Italdesign y Airbus han trabajado a lo largo del último año, desde su presentación en Ginebra, en la mejora del diseño aerodinámico del módulo de aire y otros aspectos técnicos para afinar el rendimiento y reducir el consumo de energía en vuelo. Además de trabajar el sistema de acoplamiento a los módulos de propulsión eléctrica diferentes e independientes, uno para el trasporte terrestre y otro aéreo. También se ha optimizado el peso, los sistemas electrónicos y la eficiencia, entre otras mejoras que mostraron nuevamente en Ginebra, en la edición del Salón del Automóvil de 2018, donde se presentaron con un prototipo capaz de alcanzar una velocidad de 120 Km/h, un tiempo de carga de baterías de 15 minutos y una autonomía de 50 kilómetros.

métrica6 prototipo3

La plataforma de helicópteros bajo demanda de Airbus, denominada Voom, ya opera en pruebas en asociación con Audi en São Paulo y Ciudad de México.

Taxis aéreos sobrevolando ciudades en 2023, objetivo de Airbus

No es el único proyecto de vehículo volador para abordar los problemas de movilidad en las ciudades en el que está inmerso Airbus. La compañía prepara para finales de este año el primer vuelo del CityAirbus, otro vehículo vertical eléctrico, capaz de despegar y aterrizar, diseñado como un transporte urbano de pasajeros sobre el aire. Puede transportar hasta cuatro pasajeros y, a finales de 2017, ya superó con éxito una primera fase de pruebas. El objetivo de Airbus es que este vehículo aéreo pueda estar sobrevolando las ciudades con pasajeros en 2023. Por otra parte, en asociación con Audi, ya prueba en São Paulo y Ciudad de México su plataforma de helicópteros bajo demanda, denominada Voom, pensada para el transporte en la ciudad y con el objetivo de hacer más accesible y asequible los viajes en helicóptero. “Los automóviles conectados, eléctricos y autónomos harán que el tráfico urbano sea más cómodo y más limpio”, enfatizaba Bram Schot, presidente interino de Audi durante su adhesión a la iniciativa europea Urban Air Mobility (UAM), “también ahorrará espacio, lo que significa una mejor calidad de vida para las personas en las ciudades. Aquí es donde la movilidad en la tercera dimensión puede hacer una contribución valiosa en el futuro”.

 

Fuente: http://www.esmartcity.es

Más de medio millón en ayudas para empresas andaluzas

andalucia metrica6 bolg

Stand de Andalucía Smart City en ferias.

El Clúster Andalucía Smart City ha obtenido la aprobación, por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo,  de ayudas por valor de 533.000 euros para la ejecución de ocho proyectos de empresas y universidades andaluzas en el ámbito de la I+D y la innovación colaborativa. Las ayudas, inscritas en el marco del programa de apoyo a agrupaciones empresariales innovadoras (AEI) del Ministerio,  beneficiarán a 13 empresas -entre las que se encuentra Métrica6- y dos universidades de la comunidad andaluza, las cuales presentaron sus respectivas propuestas en forma de consorcio de varias entidades, entre las que se encuentra el propio clúster, que ha sido el encargado de presentar los proyectos.

El presidente de Andalucía Smart City, Mariano Barroso, ha declarado sentirse “muy satisfecho por el resultado de la convocatoria, al haberse   incrementado en un 60 por ciento el número de proyectos aprobados con respecto al año anterior y, sobre todo, por servir de motor para contribuir al crecimiento de la investigación, la innovación tecnológica y la competitividad empresarial en nuestra comunidad andaluza”.

Los proyectos aprobados por el Ministerio en su programa de ayudas abarcan actuaciones de diversa índole como la estructuración y operación digital de proyectos fotovoltaicos, la creación de plataformas tecnológicas para gestión de pymes industriales, la mejora de sistemas de aprovechamiento en refrigeración de edificios de gran consumo o la aplicación de las herramientas Gwett –basadas en recogida de información  a través de redes sociales- al sector público.

Igualmente, Andalucía Smart City posibilita el desarrollo de proyectos centrados en la puesta en marcha de una plataforma web de gestión de agua y energía para edificios, en la aplicación de tecnología para la producción de hortalizas con sistema vertical en edificios inteligentes,  en el estudio de soluciones para el almacenamiento de energía de origen renovable y en la transformación digital de los tradicionales mercados de abastos integrados en las smart cities.

empresas andaluzas

Empresarios en convenciones.

Sobre Andalucía Smart City

Andalucía Smart City es una alianza de empresas e instituciones andaluzas que trabajan en el desarrollo de ciudades inteligentes, entendidas como eficientes, sostenibles y confortables, a través de la cooperación de las entidades asociadas, entre las que se encuentran empresas privadas, universidades y organizaciones sectoriales, entre otras entidades del ámbito no sólo empresarial sino también de la investigación, el desarrollo y la innovación.

Los proyectos que aborda Andalucía Smart City persiguen la generación de empleo y riqueza en las propias ciudades mediante la mejora de la competitividad empresarial, la promoción de oportunidades de negocio y la creación de nuevos mercados, productos y servicios.

Andalucía Smart City actúa en el desarrollo de proyectos que reviertan en la mejora de la habitabilidad, la confortabilidad y la calidad de vida de los ciudadanos de cualquier núcleo urbano andaluz, independientemente de su tamaño,  a través de proyectos de I+D+i, con la finalidad de construir ciudades mejores, con mayor grado de sostenibilidad medioambiental y con una gestión más eficiente de los recursos.

El carácter multisectorial, integrador y cooperador de Andalucía Smart City le lleva a aglutinar a entidades de distintos ámbitos que operan en favor de las ciudades como el de la energía, el medio ambiente, las infraestructuras urbanas, las tecnologías de la información y la comunicación, la movilidad urbana o la administración ciudadana.

El Clúster cuenta con el reconocimiento como Agrupación Empresarial Innovadora (AEI), por el Ministerio de Economía, Industria y Competiti