La sed de Brasil pese a poseer el 20% del agua en el mundo

rio

Cristo Redentor de Río.

Estos días Río de Janeiro es el epicentro del mundo deportivo con la celebración de los XXXI Juegos Olímpicos Río 2016, los primeros celebrados en América del Sur. Pero si Brasil tiene casi la quinta parte de las reservas de agua en el mundo 20%, ¿Por qué las noticias sobre la escasez de agua se han vuelto tan comunes en el país en los últimos años? Hay muchas respuestas a la pregunta, desde la forma en que los recursos hídricos están repartidos geográficamente y la degradación de las áreas alrededor de la cuenca del río, hasta el cambio climático y la mala infraestructura de suministro.

Los sectores que más contribuyen a la economía son los más dependientes del agua. Por ejemplo, el 62% de la energía de Brasil es generada por plantas hidroeléctricas. El agua es también esencial en la agricultura, otro sector importante para la economía. De acuerdo con la Agencia Nacional de Aguas (ANA), el riego consume el 72% del agua del país.

Este tipo de dependencia significa que en tiempos de crisis del agua -según la experiencia de Sao Paulo en 2014 y 2015- la productividad de los diferentes sectores económicos puede verse amenazada.

Estos y otros temas se discuten en un nuevo informe del Banco Mundial llamado Diagnóstico Sistemático del País (SCD en inglés), que muestra cómo los recursos naturales pueden contribuir al desarrollo económico del país.

“En Sao Paulo, durante unos meses no estuvo claro si las industrias, tales como la de aluminio, gran consumidora de agua, podían seguir produciendo al ritmo anterior a la crisis del agua”, recuerda Gregor Wolf, jefe del programa de desarrollo sostenible del Banco Mundial en Brasil.

El estudio incluye algunos aspectos importantes sobre cómo Brasil está gestionando sus recursos hídricos y analiza los principales obstáculos que deben ser afrontados con el fin de establecer un modelo sostenible e integrador.

Agua, bosques y ciudades

Ante la fuerte evidencia científica de la relación entre la deforestación, la degradación de los bosques y los cambios en los patrones de lluvia, el informe advierte: las crisis del agua como la de Sao Paulo se pueden repetir en las próximas cuatro décadas, afectando el abastecimiento, la producción agrícola y la generación de energía, entre otras actividades. El estudio también destaca la reducción de la deforestación de la Amazonia en los últimos años (en 82%) y las regulaciones creadas, como el Código Forestal, para ayudar a proteger los recursos naturales en los terrenos rurales. Se trata de conquistas recientes después de décadas de devastación aunadas a la necesidad cada vez mayor de tener un control constante para que no se pierdan esos recursos.

Los más dependientes del agua

Brasil es el segundo mayor exportador de alimentos en el mundo. En el país donde la agricultura y la agroindustria representan el 8,4% del PIB, las zonas de terrenos irrigados aumentaron a ritmo acelerado en la última década y todo apunta a que el consumo de agua seguirá creciendo. Actualmente, menos del 20% de las tierras de regadío tienen acceso al riego. En el área de generación de energía, incluso con la diversificación de las fuentes previstas para las próximas dos décadas, las centrales hidroeléctricas continuarán generando la mayor parte de la electricidad que se consume en Brasil.

El sector más contaminante

La industria sigue siendo una de las principales causas de la degradación del medioambiente en Brasil. De acuerdo con el informe del Banco Mundial, los investigadores encontraron residuos industriales, incluyendo metales pesados, en los cursos de agua en varias áreas metropolitanas. Tales contaminantes se descargan sin ningún tratamiento previo. En Sao Paulo y Recife, por ejemplo, esto significa que los ríos circundantes ya no son seguros para el suministro de agua potable, obligando a las ciudades a extraer agua de pozos o cuencas más distantes. El crecimiento de los nuevos complejos industriales, en particular en el noreste, también puede resultar en impactos ambientales a largo plazo, tales como la contaminación y la competencia por los recursos naturales (especialmente agua).

Desigualdades en el acceso a agua y saneamiento

Entre el 40% más pobre del país, el porcentaje de hogares con un inodoro conectado a la red de saneamiento aumentó del 33% en 2004 al 43% en 2013. Sin embargo, el acceso es aún más bajo si se compara con el estrato más rico. Otra diferencia importante es la que existe en la cobertura nacional de agua (82,5%), las aguas residuales (48,6%) y el tratamiento real de aguas residuales (39%). La falta de tratamiento de aguas residuales hace que los contaminantes sean arrojados directamente en el agua o procesarse en fosas sépticas no reguladas, con graves consecuencias sobre la calidad de los recursos hídricos, así como en el bienestar de la población.

¿Qué hay que mejorar?

Muchas empresas de suministro todavía sufren grandes pérdidas de agua (más de la tercera parte en promedio), tienen exceso de personal y altos costos de operación. El financiamiento del sector se basa en tarifas y subsidios cruzados, con una estructura tarifaria obsoleta, incapaz de generar servicios más eficientes y sostenibles. El resultado: no tienen suficiente capital para aumentar la cobertura y hacer que la infraestructura sea más resistente a los fenómenos climáticos extremos (sequías e inundaciones).

El estudio agrega que la calidad de vida de los brasileños más pobres está fuertemente relacionada con la gestión del agua y de otros recursos naturales, y por lo tanto las políticas para conservarlos son cada vez más necesarias.

Fuente: Mariana Kaipper Ceratti/ El País.

Métrica6 renueva su compromiso con el Pacto Mundial

Metrica6 Eduardo Dueñas

Eduardo Dueñas firmando el documento.

Por tercer año consecutivo Métrica6 Ingeniería renueva su compromiso y apoyo a los diez principios del Pacto Mundial referente a los Derechos Humanos, los Derechos Laborales, el Medio Ambiente y la lucha contra la corrupción. Mediante un escrito oficial el pasado 14 de julio, el CEO de Métrica6, Eduardo Dueñas, expresó a la organización su intención de continuar apoyando y desarrollando esos principios dentro de la esfera de influencia de la empresa.

Con esta renovación anual, Métrica6 se compromete a hacer del Pacto Mundial y sus principios parte de la estrategia, la cultura y las acciones cotidianas de la compañía, así como su propósito de involucrarse en proyectos cooperativos que contribuyan a los objetivos más amplios de Desarrollo de las Naciones Unidas, en particular los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Desde los inicios de Métrica6, la empresa de ingeniería ha apostado por desmarcarse como una entidad cuyos valores se forjen mediante: el conocimiento técnico multidisciplinar; trabajo en equipo; compromiso social; conciencia medioambiental; espíritu de superación; y rigor científico-técnico. Estos valores representan una serie de principios que Métrica6 pone en práctica diariamente en su jornada laboral y que intenta transmitir a todos sus miembros y empresas colaboradoras.

PACTO MUNDIAL

Logo Pacto Mundial.

Un modelo de trabajo

Bajo los valores de la Responsabilidad Social Empresarial, Métrica6 ha conseguido que no sólo se la constituya como un valor añadido para la organización, sino que en torno a ésta se articule un negocio que estructura la empresa desde los inicios hasta la actualidad, ya que se están desarrollando dispositivos que ayudan a la sostenibilidad medioambiental. De este modo, se consigue que además de proporcionar ahorro, confort y una conciencia más sostenible a cada usuario, se pueda ayudar al conjunto de la sociedad haciendo un uso más eficiente de los recursos naturales.

Con esta renovación, Métrica6 reafirma su compromiso de formar parte de los 10 principios del pacto mundial, no sólo por convicción, sino para que además puedan constituir el origen de un elemento vertebrador de la empresa o, en definitiva, de producto en sí mismo rentable.  Asimismo, aumenta la competitividad a largo plazo, ya que no sólo se considera como un elemento diferenciador que pueda mejorar la imagen de la compañía, el compromiso a establecer relaciones socialmente responsables con el interior y el exterior los cuales favorecen el clima de trabajo y la productividad en la empresa.

Tienda virtual NESS

Infografia

Infografías con ejemplos de viviendas.

En Métrica6 estamos de enhorabuena. Hace ya algunos meses lanzamos al ciberespacio una tienda online en la que se podía adquirir el dispositivo de ahorro de agua NESS. Desde entonces, no hemos dejado de trabajar y de recopilar todas las sugerencias y curiosidades que nos habéis hecho llegar con el propósito de mejorar en todos aquellos puntos que podían ser más funcionales.

Este pasado viernes ya tuvimos un adelanto y desde hoy, lunes 25 de julio, todos los usuarios pueden disfrutar al 100% de la nueva tienda virtual de NESS, e una versión optimizada. Un espacio mucho más eficaz, moderno e intuitivo. Ya conocéis los beneficios y el funcionamiento del dispositivo NESS pero os estaréis preguntando ¿Qué necesito para disfrutar del agua caliente inteligente?

Paso a paso, dentro de la pestaña ‘Tienda‘ de la web nesswater.com, guiamos al usuario para que pueda conseguir un NESS a su medida, en función de sus necesidades. Diferenciamos entre viviendas o piso de una sola planta y aquellas viviendas unifamiliares de dos o más plantas. A partir de las correspondientes descripciones y recomendaciones se ofrecen los tres productos a la venta: kit básico, Kit Expansión y pulsador adicional.

productos

Productos disponibles.

Dentro del carrito de compra se puede seleccionar el número de unidades, dirección de envío y demás datos necesarios hasta completar el proceso de compra. Todo de una forma simple y sencilla.

Si lo desea, de manera totalmente opcional y gratuita el usuario puede crearse una cuenta de NESS en la que dispondrá de un histórico con sus pedidos y próximamente accederá a información ventajosa con consejos e informaciones del dispositivo. Recuerde que el ahorro de agua es posible y además, con la tienda NESS, solo es a golpe de click.

Empresas malagueñas participarán en un encuentro de la construcción y el diseño

Ahorro agua NESS Collage

NESS: agua caliente inteligente.

“El diseño es el alma de todo lo creado por el hombre”, afirmaba Steve Jobs en una de sus célebres frases. Con esa reflexión del magnate estadounidense y fundador de la archiconocida Apple nace una exposición colectiva del sector de la construcción y el diseño que un grupo de empresas malagueñas llevará a cabo del 20 a 22 de julio a partir de las 20 horas en el estudio de arquitectura Borrcia, situado en Avenida Juan Sebastián Elcano 2,1 izq. (Baños del Carmen) en Málaga capital.

La iniciativa parte como un punto de encuentro que el fundador de Borccia, José Antonio Borrallo, ha querido lanzar “a modo de Showroom” para que empresas, clientes y profesionales del sector de la construcción y el diseño puedan poner en común las tendencias del momento así como las soluciones innovadoras que ofertan.

Entre las empresas malagueñas que participarán durante los tres días de muestra se encuentran: La Huella, Kambian, 3DStudio, Brick Studio, NyP Lúmina, Kauri, Buen Rollo, Aplica Panorámica y Métrica6. Cada compañía contará con un pequeño stand en el que presentarán sus productos y propuestas. En el caso de Métrica6 mostrarán el dispositivo de ahorro de agua NESS de la mano de personal técnico que explicará in situ el funcionamiento del sistema. También presentarán la gama de pulsadores o activadores del mecanismo personalizados –Caribe y Pacífico- que cuentan con un diseño vanguardista y lleno de color.

La entrada para los asistentes será gratuita. Desde la organización se agasajará a los invitados con una copa de vino malagueño para amenizar tres noches de innovación ‘made in Málaga’.

Grifo

Evita el desperdicio de agua con NESS.

 

Dispositivo NESS de Métrica6

 Galardonada con el Premio Spin-Off 2013 de la Universidad de Málaga, Métrica6 Ingeniería nació hace ya tres años como una iniciativa empresarial de base tecnológica. Con mentalidad claramente innovadora, la compañía presta un servicio de I+D+i cercano a las necesidades de los consumidores. “¿Por qué desperdiciar agua mientras se espera a que salga caliente por el grifo?”, ese es el principio que motivó a los jóvenes malagueños para crear el dispositivo de ahorro de agua NESS que con un solo gesto –pasando la mano por un pulsador táctil- llama al agua caliente evitando con su sistema de recirculación el despilfarro de agua.  Solo hay que esperar a que la luz cambie de azul a roja, lo que indicará que al abrir los grifos habrá agua caliente instantánea, sin desperdiciar ni una sola gota. El dispositivo fabricado 100% en Málaga alcanza un ahorro de hasta el 40% de agua y evita el desperdicio de 800 litros por persona al mes. NESS que se puede instalar con o sin obras, ya se encuentra incorporado en viviendas, instalaciones deportivas, alojamientos y comercios que usan agua caliente en distintos puntos de España. En el caso de Málaga, además de en viviendas particulares se está instalando en una promoción de 23 viviendas del barrio Trinidad-Perchel dependientes del Instituto Municipal de la Vivienda. NESS está cosechando importantes éxitos dentro y fuera del territorio nacional con importantes galardones de la crítica que ponen de relieve “la innovación tecnológica de un dispositivo que además de aportar un confort extra al usuario, ayuda a preservar el medioambiente exportando la marca Málaga”.

 

 

Málaga, 19 de julio de 2016

 

 

Más información:

Alexis Ojeda Carrasco

Director de Comunicación Métrica6

Falsos mitos del verano

ducha ness

Las duchas templadas son más recomendables.

La llegada del terral ha provocado una subida generalizada de las temperaturas en toda la provincia de Málaga. Incluso en muchos lugares ha hecho subir el mercurio de los termómetros más allá de los  39 grados. Aunque la situación ya se ha suavizado, sus efectos se notan en el descenso del rendimiento laboral y la inapetencia para realizar tareas que durante el resto del año apenas nos cuestan esfuerzos.

Si las altas temperaturas no se combaten correctamente pueden llegar a provocar problemas de salud derivados de la deshidratación y la incapacidad del organismo para regular la temperatura corporal. Los grupos de riesgo, como son los niños, los ancianos y las personas enfermas, deben extremar las precauciones, pero existe una serie de falsos mitos sobre cómo combatir el calor que pueden llegar a ser contraproducentes:

Las bebidas casi congeladas y las comidas frías, como el gazpacho o la ensalada rusa, son realmente apetecibles durante esta época del año. Es obvio que provocan una mejor sensación térmica, pero son menos eficaces que las que se encuentran a una temperatura ambiente. El organismo humano necesita mantener una temperatura interna de 37 grados para su correcto funcionamiento. Si bebemos una gran cantidad de agua muy fría o de cualquier otro líquido, el organismo se enfrentará a una repentina bajada de temperatura y tendrá que trabajar más para recuperar los 37 grados. Una función que implica un elevado gasto de las reservas energéticas. Por otra parte, la sensación de frescor se desvanece más rápido con las bebidas demasiado frías. Esto es porque cuanta más energía necesite gastar el organismo mayor sensación de calor tendremos después. Sin embargo,  en este caso también es aplicable la regla del término medio, pues las bebidas calientes, como el café o el té, pueden causar daños en el esófago. Las bebidas alcohólicas están totalmente desaconsejadas para combatir el calor. Aunque el tinto de verano y la cerveza sean más apetecibles que nunca para cenar porque parece que nos refrescan más que el agua, se trata de una falsa sensación y puede llegar a provocarnos un golpe de calor. El alcohol no deja de ser una sustancia excitante, pero sobre todo dilata los vasos sanguíneos de la piel. El resto de bebidas diuréticas, como el café con hielo o el té frío tan habituales en esta época, tampoco ayudan a descender la temperatura corporal.

 

Ducharse con agua fría

Los mecanismos de regulación de la temperatura corporal que se activan con el consumo de bebidas casi congeladas lo hacen igualmente cuando nos tomamos una ducha fría. El choque térmico del agua fría sobre nuestro cuerpo nos produce una sensación instantánea de frío, pero reactivará nuestro organismo y el gasto energético provocará que sintamos más rápido el calor tras la ducha que si la tomamos con agua templada. Si la inmersión en agua fría se hace de forma brusca, corremos el riesgo de sufrir una súbita congestión de los órganos internos con diversos efectos negativos, especialmente para los pulmones y el corazón. Lo más recomendable es comenzar la ducha con agua caliente y tender poco a poco hacia la templada, comenzando por los pies y terminando por el cuello. La ducha alternativa de agua caliente y fría, denominada ducha escocesa, tiene grandes beneficios para la circulación sanguínea y la tonificación de la piel. Si en lugar de la ducha nos sumergimos de pleno y de forma repentina en agua muy fría, como puede ser el caso del curso superior de los ríos, en la alta montaña, podemos llegar a sufrir un síncope cardíaco. En el peor de los casos, estos pueden llegar a producir la muerte. Como solemos hacer desde Métrica6, recomendamos el uso responsable del agua mediante el dispositivo de ahorro NESS. Agua caliente instantánea sin desperdiciar una sola gota y ahorrando hasta un 40% en la factura. No renuncies al confort del agua caliente instantánea, ni siquiera en verano. Tu bolsillo y el medioambiente te lo agradecerán.

Electricidad a través de la orina

urinario_prototipo

Prototipo de urinario.

Uno de los urinarios públicos instalados hace unas semanas en el festival de música de Glastonbury, el mayor de Reino Unido, puedo generar la electricidad necesaria para encender los seis tubos led del cubículo donde estába instalado mediante el sistema que han desarrollado científicos de la University of the West of England.

“La tecnología del prototipo se basa en celdas de combustible microbianas (MFC, por sus siglas en inglés) que, como las pilas, presentan un ánodo y un cátodo”, ha explicado Sinc Irene Merino, investigadora del equipo gracias a una beca de la Fundación de Bill y Melinda Gates, junto al también español Daniel Sánchez.

Os preguntaréis qué cómo es posible. Aquí lo explicamos. Las celdas se instalan en el interior de un contenedor al que llega la orina de los usuarios, de momento solo varones por el diseño de los urinarios. Dentro, las bacterias colonizan el electrodo del ánodo y actúan como un catalizador para que se descomponga la materia orgánica del pis. Durante la descomposición se liberan tanto protones, que viajan a través de una membrana semipermeable desde el ánodo al cátodo, como electrones, que viajan a través de un circuito eléctrico externo. Para completar el ciclo, en el cátodo también se produce una reacción de reducción de oxígeno. De esta forma se genera la energía necesaria para encender bombillas o tubos led.

“Nuestro proyecto está enfocado a países en vías de desarrollo, con vista a mejorar o incorporar instalaciones sanitarias, ya que el sistema, además de producir electricidad, reduce la demanda química de oxígeno (DQO), es decir, que también sirve para tratar la orina”, ha destacado la investigadora Merino.

De momento los investigadores han realizado dos ensayos de campo. Uno en el propio campus de su universidad, con pocos participantes, y otro el festival de Glastonbury, donde alrededor de mil usuarios diarios ya lo probaron el año pasado. Los resultados se han publicado en la revista Environmental Science: Water Research & Technology.

 

Cuantas más celdas, más milivatios

En ambos experimentos la electricidad generada se utilizó para iluminar la parte interior del cubículo donde se encontraba el urinario. El prototipo del campus estaba constituido por 288 celdas MFC y generó una media de 75 milivatios, mientras que el de Glastonbury incluía 432 celdas y produjo 300 mW. Respecto a la eliminación de la DQO, fue superior al 95% en el dispositivo del campus y alrededor de un 30% en el del festival.

Ahora, en colaboración con Oxfam y otras organizaciones, los investigadores están planeando probar estos urinarios en India o alguna región de África. En concreto, en campos de refugiados, comunidades, escuelas y baños públicos que carezcan de luz. “El propósito final es conseguir electricidad para iluminar los baños –y posiblemente también los alrededores– en zonas empobrecidas, así como aumentar la seguridad de mujeres y niños en países en los que deben salir de casa para hacer sus necesidades”, concluye Merino.

La mayor obra de ingeniería civil de la historia

Canal Panama1

Visión aérea del canal.

Panamá inauguró el domingo 26 de junio su nuevo Canal de Panamá, un proyecto histórico que cuenta con sello español, dado que la constructora Sacyr lidera el consorcio de empresas que se ha encargado de la construcción.

El Rey emérito don Juan Carlos representó a España en la inauguración, para la que Panamá organizó un acto multitudinario al que acudieron jefes de Estado de numerosos países.

El nuevo Canal de Panamá ha supuesto casi siete años de obras y un importe de 5.580 millones de dólares -unos 5.000 millones de euros- y está considerado como la mayor obra de ingeniería civil de la historia.

Esta segunda vía interoceánica del país centroamericano está compuesta por unas nuevas esclusas, un juego en cada costa, que cuentan con tres distintos niveles separados por compuertas correderas. Además, cada esclusa tiene asociadas tres grandes tinas de agua que las proveen del agua necesaria para cada tránsito de buques.

Así, además de permitir el paso de buques de mayores dimensiones, la ampliación facilita el tránsito de un barco más al día, gracias a la velocidad de apertura y cierre de las puertas correderas, y reutilizar el agua que las esclusas requieren cada vez que pasa un barco (200 millones de litros).

De la dimensión del nuevo canal da cuenta alguno de sus principales datos. En su construcción han participado 10.000 trabajadores de cuarenta nacionalidades distintas, ha requerido 4,50 millones de metros cúbicos de hormigón, el equivalente a la cantidad necesaria para construir dos pirámides como las de Keops, y ha necesitado 220.000 toneladas de aceros, las mismas que permitirían levantar 22 Torre Eiffel.

Sacyr lidera con una participación del 41,6% el consorcio Unidos por el Canal, que en julio de 2009 se adjudicó la construcción del ‘macroproyecto’ y que completan la firma italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la local Cusa.

 

CanalPanama2

Una nueva vía de comunicación fluvial.

SACYR sigue vinculada al Canal

Una vez entregada la obra a Panamá el pasado 31 de mayo, y tras la inauguración y puesta en servicio de este domingo, Sacyr mantendrá la vinculación con el Canal dado que, según el contrato, se encargará de su mantenimiento durante tres años, e incluso contempla ampliar este periodo.

Esta extensión podría ser uno de los puntos de la negociación hacia que la Sacyr pretende encauzar la gestión de los sobrecostes que ha puesto la construcción del Canal, que se adjudicó por unos 2.860 millones de euros y ha terminado costando unos 5.000 millones.

En la actualidad, la resolución de las reclamaciones realizadas por el consorcio contratista para que le abonen estos sobrecostes depende de las tres instancias independientes que el contrato establece para su resolución, la última de ellas el Tribunal de Arbitraje Internacional de Miami.

No obstante, el grupo que lidera la firma española confía en lograr un acuerdo amistoso con la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), el organismo promotor de la obra, sobre estas reclamaciones para evitar así años de litigios. “Una historia de éxito debe acabar con acuerdo razonable y en ello trabajaremos”, aseguró recientemente el presidente de Sacyr.

Canal Panama3

Esclusas del canal.

 

El 6% del PIB de Panamá

Por el momento, la puesta en servicio del nuevo Canal de Panamá permite al país atender la creciente demanda de tránsito de buques por esta vía interoceánica, que genera el 6% del PIB del país.

Cada uno de los 12.400 barcos que cruzan el centenario canal actual invierten entre ocho y diez horas en atravesar los 80 kilómetros que separan los océanos Atlántico y Pacífico por esta vía. De esta forma evitan los veinte días que, de no haberse construido los ya dos canales, les llevaría a bordear toda la costa de Latinoamérica.